Productivity: Personal & Political

PRODUCTIVIDAD: LO PERSONAL Y LO POLÍTICO

Cuando es macro, así es como se ve la solución

He estado pensando mucho sobre la productividad recientemente. Por un lado, parece estar en el éter: dada la pandemia, la gente está tratando de descubrir cómo "hacerlo todo". Si tienes la suerte de tener un trabajo que puedes hacer desde tu casa, ¿cómo lo haces mientras tratas de llevar la casa y cuidar a los niños? O si aún necesitas ir a trabajar, ¿cómo puedes hacerlo de manera segura para mantener saludable a tu familia? Si ya no tienes trabajo, ¿cómo vas a llegar a fin de mes? La gente está luchando con una lista de cosas terriblemente larga y difícil.

Yo estoy en la situación ridículamente privilegiada de tener trabajo remunerado, hacerlo principalmente desde la casa desde hace años (antes de la peste) y vivo sola. Lo que significa que en este momento no tengo que viajar para trabajar y puedo quedarme en la casa y trabajar, cocinar, hacer ejercicio, comer, hacer magia, dormir, lo que sea. Todo desde la casa, pero sin distracciones, excepto las que yo elijo.

Y sin embargo, me está costando mucho "hacerlo todo". Así que me he estado preguntando qué es "todo" y cuál es el valor de hacerlo. En mi caso, es así:

Todos los días, necesito sentarme al frente de mi altar. Saco una carta, escribo en mi diario y medito 20 minutos. A veces también trabajo en otras cosas de brujería, pero esas tres acciones no son negociables, lo que significa que me siento al altar durante al menos 30 minutos todos los días. Hago esto porque mi relación con el Espíritu es lo que guía todo lo demás en mi vida. También porque, si no, otras personas tienen más probabilidades de recibir La MIrada™ de mí parte, generalmente sin buena razón. Necesito comenzar el día con alineación espiritual e higiene mental y emocional.

Hace un mes, comencé a hacer ejercicio en casa. Hice un desafío de 30 días de hacer ejercicio durante 15 minutos todos los días y, de hecho, lo completé, así que me gradué a la versión de 90 días y, aunque me estoy agotada, lo estoy haciendo. Porque sé que quiero poder tocarme las rodillas en 20 años, y porque las endorfinas ayudan a la salud mental. Es aburrido y lo odio, pero lo hago de todos modos porque creo que es lo mejor para mí a la larga. Así que estoy buscando una manera de incorporar el ejercicio a mi rutina. Hoy lo logré las 3pm. Decir ah.

En mi trabajo de consultoría me hace trabajo con un grupo que quieren sacar al payaso actual de la Casa Blanca y reformar la democracia en los Estados Unidos, y otra organización que quiere acelerar la restauración del ecosistema global. Me encantan ambas ideas, estoy feliz de ayudar, me siento re bien de poder contribuir ... y además me me paga las cuentas. Así que esto me toma harto tiempo, lo que está bien.

También quiero escribir más, hacer más lecturas de tarot, terminar el curso en línea que estoy desarrollando, vender el guión que FINALMENTE completé después de cinco años y medio de trabajo, hablar con mi mamá, ver a mi sobrinita, pasar el rato con mis amigos, estar con mi pareja. Todo esto mucho para encajar en un día o un mes. Y ni siquiera tengo la carga adicional de tener que cuidar a una familia o tener que buscar un trabajo o sentirme en constante riesgo de enfermarme (no más que cualquier otra persona que siga todas las precauciones). Y sin embargo, la sensación de que todo es "demasiado" sigue siendo real.

Una inteligente amiga me dijo una vez que si no estoy satisfecha con algo, hay dos opciones: el problema es micro, a nivel individual, en cuyo caso busca ayuda (es decir, anda al psiquiatra, a un grupo de apoyo, lee autoayuda , trabaja la magia, etc.) o es macro, a nivel sistémico, en cuyo caso, ¡organízate!

Creo que en este momento la transformación en curso nos está pidiendo que miremos nuestras vidas desde ambas perspectivas. Desde un punto de vista personal: ¿qué es lo que realmente te importa? ¿Qué necesitas realmente? ¿Qué valoras más? ¿Estás nutriendo lo importante? ¿Cómo puedes obtener apoyo? Desde una perspectiva sistémica: no te lo estás imaginando, eres un peón de los poderosos, tus necesidades no están siendo consideradas, y de hecho te están pidiendo que hagas lo imposible, y de alguna manera lo estás logrando, mierda, eres increíble ! Pero ya basta. 

Considera lo que es factible y lo que definitivamente es pedirle mucho a un ser humano, y decide si necesitas abordarlo a nivel individual o macro. No tengas miedo de compartir con otros donde te sientes sobrepasada; es probable que otras también lo sientan. No te sientas inadecuada porque no puedes "hacerlo todo", ¡nadie puede! ¿Y por qué quieres hacerlo todo? Yo me di cuenta de que mucho de lo que realmente valoro son cosas que no pagan las cuentas, y que la mayoría de las personas considerarían una pérdida de tiempo. Por suerte, he podido encontrar formas de mantenerme financieramente que no me molestan en absoluto, y soy libre de pasar el resto de mi tiempo brujeando, sin tener que justificarselo a nadie. Pero el trabajo logístico para llegar a esto a nivel práctico y el trabajo emocional de alinearme conmigo misma para valorar lo que valoro y dejar que me guste lo que me gusta y hacer lo que hago no fue fácil. O rápido. Pero valio la pena. Aún así, tenemos mucho trabajo por hacer en el nivel macro. Te veo en esa.

A Witch’s Inner Work

El trabajo interno de una bruja

 

En la época del Covid, se ha conversado mucho sobre lo que es realmente el "trabajo". Muchos hombres (en general, los hombres), que no pudieron reconocer el trabajo de cuidado y el trabajo doméstico antes de la plaga, se sienten desconcertados por la cantidad de trabajo conlleva el simplemente "ser": estar limpios, alimentados, vestidos, atendidos, cuidados, educados, etc. Especialmente para las familias cis-het que están atrapadas en casa, muchos de los hombres han tenido una experiencia real sobre la cantidad de trabajo (generalmente no remunerado) que hacen las mujeres para mantener al mundo girando. Y muchos, si no la mayoría, están en estado de shock.

Esto apunta a inequidades sistémicas. El hecho de que un trabajo se valore más que otro trabajo no es noticia y ni siquiera es interesante. Gran parte del trabajo de cuestionable valor real y práctico (por ejemplo, la gestión de inversiones financieras) se paga exponencialmente mejor que el trabajo de verdad, de valor real y práctico (por ejemplo, las labores domésticas). Sucede que el trabajo mejor remunerado que no estoy segura de ver cómo contribuye al mejoramiento de la humanidad tiende a estar en campos dominados por hombres, y el trabajo menos remunerado ... como supiste?!?!

Así que imagínate cuánto más devaluado es el "trabajo interno". Aquí defino el trabajo interno, como cualquier trabajo que te lleve a convertirte en una persona más amable, un ser humano más generoso y compasivo, una mejor compañera de la raza humana. Este es el trabajo más difícil que hay. Se necesita inmensa valentía. Se siente como el trabajo más lento del planeta. A veces es super solitario y hasta doloroso. No solo no es remunerado, sino que generalmente es bastante costoso: requiere tiempo, energía y dinero para terapia, talleres, libros de autoayuda, clases, etc. Porque el trabajo más crítico de alinearnos con nuestro propósito, de curar nuestras heridas y perdonarnos unos a otros, y de convertirnos en las personas que necesitamos ser para amarnos a nosotros mismos y a los demás, no es un trabajo que la mayoría de nosotros sepamos hacer.

Lo que explica el estado del mundo.

Cuando no sabemos cómo sentarnos en silencio, cuando no sabemos cómo conectarnos con nuestra esencia más clara, cuando no sabemos cómo escuchar nuestra intuición, cuando no sabemos cómo revelarnos a nosotros mismos nuestras verdades más profundas, cuando ni siquiera sabemos por dónde empezar con todo esto, está claro que vamos a dejar la embarrada. Cuando no tenemos las herramientas básicas para hacer el trabajo más básico, nos quedamos pegados, nos separamos de nuestras almas, nos desconectamos unos de otros, y perpetuamos un sistema que no nos ayuda a hacer nuestro trabajo interno.

Continuamos como zombies frente a las pantallas, vivimos con el miedo de perder o no ganar plata, comemos, tomamos, compramos y follamos para tapar nuestros sentimientos en lugar de quedarnos con ellos hasta que pasen, como inevitablemente siempre sucede. Y el resultado de esto es una experiencia personal que simplemente duele, y un sistema económico que perpetúa nuestra incapacidad para tener una experiencia humana completa.

Así que compartí contigo que ayer hice un simple ritual de destierro que me dejó sintiéndome brillante y nuevo. Llevaba miedo que realmente no tenía ningún propósito, y decidí hacer lo que sé que funciona para deshacerse de él (si desea la versión detallada, envíeme un correo electrónico). Y aunque realmente no espero que me paguen por hacer mi propio trabajo interno, estoy listo para que reconozcamos que ES, de hecho, trabajo. Y esta obra sagrada no solo mejora mi vida, nos beneficia a todos. Cuando me ocupo de la porquería que me está agobiando y, invariablemente, saldré de lado, ya sea a víctimas inocentes o a mi pareja o familia o clientes, me aseguro de ser un lunático menos deambulando por las redes (solía ser las calles , y espero que este sea el caso nuevamente pronto, pero por ahora, las redes interpersonales difunden cosas que el mundo no necesita. Y con suerte, incluso modelando formas de ser que ofrecerán el nuevo mundo para el que todos estamos preparados para estos días.

No te avergüences de darte crédito por tu arduo trabajo, incluso si el sistema patriarcal, misógino, supremacista blanco, capitalista neoliberal en el que estamos quiere borrarte. A la mierda todo eso, yo te veo.

Who has the power and authority?

¿QUIÉN TIENE EL PODER Y LA AUTORIDAD?

Aquí es donde encuentro mi poder y autoridad

Tengo dos intereses principales en la vida: mejorar mi vida y mejorar la vida de los demás. Sí, yo primero, porque si yo estoy como la mierda, no le sirvo a nadie más. Esto me llevó años entender y aceptar, pero ahora funciona relativamente bien: el equilibrio entre centrarme en mí misma sin ser una completa ególatra y centrarme en los demás sin convertirme en mártir.

En medio de esta pandemia, he estado poniéndole atención a dónde pongo mi atención, tanto en las categorías "mejorar mi vida" como "mejorar la vida de los demás".

En la primera categoría, he notado aspectos positivos y negativos. Mi atención se va mucho en lo que llamo "caerme en hoyos de internet". Lo que vendría a ser pasar demasiado tiempo leyendo cosas que jamás hubiera elegido conscientemente, pero que me encontré después de hacer clic en un enlace de un enlace de un enlace de un enlace que originalmente, a lo mejor, como que marginalmente valía la pena. Una lata. Pero mi atención también se ha dirigido a algunos esfuerzos más valiosos: he estado prestando atención a mi alimentación, cocinando casi todas las comidas, asegurándome de sea rica y sana. Este es un gran cambio para alguien que considera la comida como un cacho en general. Empecé a hacer ejercicio de nuevo, ya que me di cuenta de que si espero hasta que pueda volver al gimnasio, capaz que no llegue ni a tocarme las rodillas a ese alturas. He estado leyendo libros, de papel, el mejor tipo de libro. Todas estas son cosas bonitas y buenas.

estado nación Estado nacionallo cual es fabuloso y les molesta a algunas personas. Siempre he sostenido que el estado nación es una noción un poco obsoleta, pero ver el más mínimo atisbo de esperanza para un Calexit en el discurso del gobernador es súper emocionante. Evidencia B: Además, debido a que el gobierno federal no ha podido ser peor con respecto a cómo han manejado la crisis (y con ellos me refiero a él, pero me niego a nombrarlo), California, Washington y Oregon van a hacer lo correcto y acordar cómo manejar la pandemia sin esperar a que el desastre que es DC se interponga en el plan.

¿Por qué menciono esto en relación a mi rutina de cocina y ejercicio? Porque el reconocimiento de la autonomía y la agencia y el poder de California para cuidarse a sí misma no está "aprobado" por ningún canal oficial, Newsom asumió la responsabilidad por sí mismo porque él es el puto gobernador y, entonces, si no es él quien toma esa decisión, ¿entonces quién? De la misma manera que todos somos soberanos sobre nuestras propias vidas y tenemos total derecho para hacer los cambios que queremos y asegurarnos de que estamos felices de vivir nuestras vidas. No necesitamos la aprobación de nadie, no necesitamos esperar el momento adecuado, no necesitamos no molestar a la gente. 

¿Entonces, los estados occidentales necesitaban trabajar juntos para hacer lo correcto? Llegaron y lo hicieron. ¿Por qué no lo harían? Sigue el ejemplo del gobierno, en esta único y rara instancia cuando es fuente de inspiración. ¿Necesitas casarte o divorciarte, empezar un negocio o dejar un trabajo, pasar más o menos tiempo haciendo ejercicio? Dale y hazlo, porque TÚ estás en posesión total de tu vida y nadie vendrá a solucionarlo por ti. Tú estás a cargo, y nadie más. Obtén toda la ayuda que necesites, pero no pares. Ve por la vida que te mereces. Recuerda que tu eres el presidente y el mayor accionista y el único público para los deseos de tu corazón, aunque suene picante. 

Ah, y todas esas horas cayéndome en agujeros de internet? Esas fueron absolutamente cruciales para comprender realmente que no es donde quiero poner mi atención. Por supuesto, preferiría no "desperdiciar" ese tiempo, pero da un poco lo mismo y todos están estresados y haciendo weas raras y a quién le importa. Ser buena onda conmigo misma es más importante que sentir que no estoy "perdiendo el tiempo". Espero que para ti también.

On Being OK

El estar bien

Red Rocks Canyon State Park en CA, el lugar más correcto en la Tierra

Hace más de dos semanas, se pidió a los residentes del Área de la Bahía que por favor permanezcan en sus hogares lo mayor posible en un esfuerzo por reducir la pandemia global que está causando estragos en la salud, las cuentas bancarias y los estados de ánimo en todo el mundo. Estoy en la posición súper privilegiada de estar mínimamente afectada por esta situación. Sí, echo de menos a mis amigos y la interacción humana, y el salir de la casa, pero me encanta mi departamento, trabajo desde casa, afortunadamente si tengo trabajo, y estoy sana. De eso se trata, en realidad, todo este trastorno: tratar de mantenerse saludable, o al menos no todos enfermarnos al mismo tiempo. Así que me siento muy agradecida. Estoy "objetivamente" bien.

Siendo la bruja que soy, desempeño un papel especial en mi comunidad, y Curandeando en la forma de apoyo emocional o guía espiritual es algo que he estado haciendo mucho en las últimas semanas. La pandemia es una gran parte de esto, y el miedo que provoca, pero la vida "normal" aún continúa. Una amiga que dejó a su pareja porque descubrió que tenía otras amantes (no lo que habían acordado...), otra que descubrió que su esposo era drogadicto y le pidió que se fuera de la casa (“Me importa un pico el coronavirus - ¡FUERA! ”), amigos realmente enfermos con covid19, clientes que han perdido personal ... la lista continúa. Y sin embargo, seguimos escuchando y diciendo, aquellos de nosotros que somos optimistas: "Todo va a estar bien" o "Vamos a estar bien".

¡¿¡¿En serio?!?! Porque esta mierda no está bien. Simplemente no está bien que mujeres extraordinarios sean destrozadas por hombres mediocres, no está bien que la gente pierda todo su dinero y su fuente de ingreso y que realmente no tengamos idea de cómo vamos a hacer la transición de esta cagada a un sistema viable para todos, no está bien que haya tanto dolor.

Y luego, cuando realmente lo piensas, te das cuenta de que estar bien es una opción. Estar bien nunca se trata de circunstancias externas, se trata de recordar que la experiencia de la vida es plena y a menudo desagradable, incluso insoportable, pero que estar bien no se trata de eso. En resumidas cuentas: vamos a estar muertos muy pronto. Acabo de cumplir 45 años la semana pasada, así que definitivamente, oficialmente, voy al menos en la mitad. Cuarenta y cinco años pasan volando, especialmente los segundos cuarenta y cinco. Entonces, sé que estoy bien porque todavía estoy aquí. Puede que no me esté divirtiendo, puede que no esté teniendo un momento fácil, pero la respiración que me está respirando todavía está inhalando y exhalando, y eso está más que bien. (Como nota al margen, no creo que morir sea ya no estar bien, pero ese es otro tema).

Estar bien nunca es circunstancial, siempre es intrínsico. Estar bien no se trata de lo que yo llamo "la tierra prometida del mañana", ya sea el final de la plaga o el crecimiento económico, o conseguir el aumento, comprar la casa, pagar la deuda, o casarse - o divorciarse, según sea el caso. Estar bien con todo lo que es, con toda la locura, la intensidad y la intimidad de la vida, incluidas sus porciones súper generosas de dolor sin convertirlo en un agregado extra de sufrimiento es una opción.

En el esquema más amplio de las cosas, todo está bien. Sí, algunas veces son más duras, pero cuando realmente te vuelves metafísico y profundizas en lo que realmente significa estar bien, te das cuenta de que es una elección por la que puedes optar. Es una elección sobre la actitud que tienes hacia la realidad de lo que es, lo que realmente está sucediendo. Elegir creer que todo va a estar bien es muy simple y ir contra de toda evidencia, pero es la decisión más transformadora que tomarás en tu vida. El solo hecho de creer que vas a estar bien cambiará la forma en que percibes tu realidad e incluso puede tener un impacto en tus circunstancias, tu actitud y tu percepción. Es la opción más revolucionaria.

¿Qué necesitarás para que realmente estés bien? ¿Qué pasa si la respuesta es NADA, porque estás bien ahora, simplemente porque lo estás? Lo más simple es lo más difícil de hacer. Cuando no creemos que estamos inherentemente bien, seguimos persiguiendo lo que no existe y que nunca encontraremos allá afuera porque ha estado adentro de nosotros en todo momento. 

No estoy diciendo que el dolor de mis amigos y la muerte de mi cliente y el inminente colapso económico del mundo estén bien. Lo que estoy diciendo es que podemos estar bien a pesar de todo, y esa es una práctica sagrada. No lo lograremos perfectamente en todo momento, de hecho, probablemente no lo logremos nunca, pero en esa práctica hay libertad. Incluso la liberación. Y con eso estamos bien.

Belonging with My Human

Perteneciendo a mi humano

 

Maritza y Jeff y sus respectivos humanos

Hay un hombre en mi vida. Me gusta todo de él, excepto sus pies helados que me asustan cuando accidentalmente los rozo en la cama, antes de que se descongelen. Es como la experiencia anti-guatero. Pero al menos eventualmente se calientan y puedo vivir con eso. Y, lo amo, pies fríos y todo.

Enamorarse es sin duda una de las mejores partes de ser humano. Conocer a otra persona, revelarles tu rareza, juntarse a comer mucho y dormir poco durante semanas, cachar que son medio esnob pero realmente no te importa, ir a comprar un sillón como si fuera una emocionante aventura en el extranjero, sólo porque lo pasan bien sin importar lo que estén haciendo ... estas experiencias no pueden faltar en la vida. Definitivamente, una de mis partes favoritas de estar viva.

Jeff y yo recientemente hemos pasado por esto, y ahora nos referimos el uno al otro como "mío". Como lo dijo él: "Soy tu novio, eres mi novia". Realmente no me gusta el término "novio" porque es como foral y raro. "Pareja" es buena palabra, y neutral en cuanto al género y el término que prefiero, pero mi punto es que, como sea que terminemos llamándolo, nos identificamos como el ser humano del otro.

Por razones espirituales, filosóficas y políticas, la idea de ser la persona “de” alguien es completamente jodida. Apesta a opresión, abuso, restricción, falta de agencia y en general, algo enfermizo. Sin embargo, también es la aspiración más alta que tenemos como humanos: el deseo de ser amados y la necesidad de pertenecer son nuestros impulsos más básicos. Hay algo que nos hace sentir inherentemente seguros en saber quiénes son nuestras personas, quién puede ayudarnos a trepar a un árbol cuando un tigre está tratando de comernos, o reconocer los restos si es que al fin nos terminan comiendo. 

No sólo amar, sino también pertenecer, tiene profundas funciones evolutivas para la supervivencia de la especie. La palabra "pertenecer", tiene una fuerte connotación de propiedad. Pertenecer no sólo es estar con alguien, sino ser propiedad de esa persona, pero creo que sin los matices espeluznantes que tiene el ser “propiedad”. Y en una relación amorosa persona, pertenecer o “ser propiedad” de otra persona, es en realidad la experiencia más hermosa a la que podemos aspirar. No solo estar con alguien, pero ser de esa persona. Tener esta conexión y este conocimiento que nos hace sentir seguros, protegidos, apreciados, valorados, amados y también entretenidos, cuidados, extáticos, satisfechos y desafiados. Creo que esta experiencia es tan trascendental y tan profunda y emocionante que la única forma de expresarla es romper los límites de donde creo que yo termino y el otro comienza, y llamarse mutuamente mío. con alguien, pero para ser suyo. Tener esta conexión y este conocimiento que nos hace sentir seguros, protegidos, apreciados, valorados, amados y también divertidos, cuidados, extáticos, satisfechos y desafiados. Creo que esta experiencia es tan trascendental y tan profunda y emocionante que la única forma de expresarla es romper los límites de donde creo que termino y el otro comienza, y llamarse mutuamente. mía.

Así que sí, a partir de ahora, yo soy de Jeff, y él es mío. Sabiendo muy bien que existen fronteras y límites reales y que este no es el caso, no literalmente, por razones políticas, de agencia, feminismo y demás. Pero al final del día, cuando se hace bien, él es mío y yo soy suyo. Y él y yo lo estamos haciendo bien.

 

Ekeko

Ekeko

Estoy tan increíblemente ocupado en este momento. Tengo que entregar un papel enorme a un cliente este viernes. En realidad no es hasta el lunes, pero quiero pasar el fin de semana del fin de semana, así que terminaré el viernes cuando llegue el infierno o el apogeo. Este es un gran trabajo, y me importa mucho, y quiero que sea increíble, y siento que apenas tengo tiempo suficiente para terminar, así que durante unos días he estado negociando conmigo mismo sobre cosas que puedo no hacerlo, puedo estar escribiendo en su lugar.

Esta mañana, me di cuenta de que es martes. Ese es el día de Ekeko. Ekeko (según Wikipedia) es el dios Tiwanakan de la abundancia y la prosperidad. Según yo, Ekeko es una vieja amiga que conocí por primera vez cuando era una niña y con quien finalmente me familiaricé el año pasado. Mi relación con Ekeko ha evolucionado y se ha profundizado desde abril pasado, cuando mi querido amigo Ale y yo decidimos intercambiar Ekekos como regalos cuando estábamos en La Tirana, Chile. La Tirana es un pequeño pueblo de 500 en el desierto de Atacama, que alberga a 250,000 personas cada mes de julio por su Festival anual. He estado obsesionado con este festival toda mi vida, y asistiré a este julio por primera vez (inshallah), y el pasado abril estuve viajando por el área con novias y les rogué que vinieran a ver La Tirana conmigo. . Accedieron porque tengo los mejores amigos de la Tierra.

De todos modos, estábamos en la Tirana y Ale y yo compramos Ekekos el uno para el otro. La cuestión es que Ekeko le devolverá el dinero en términos de dinero, pero también debe conectarlo, y él aprecia más un cigarrillo semanal, particularmente los martes o viernes. Así que Ale y yo hemos estado intercambiando videoclips de nuestro Ekekos humeante el martes desde abril pasado. Tengo que admitir que Ekeko me ha entregado totalmente, ha sido generoso y se ha asegurado de que pueda vivir cómodamente como propietario de un negocio relativamente nuevo en San Francisco, lo cual no es poca cosa.

Esta mañana cuando estaba sentado en mi altar y cuando vi a Ekeko, me asusté. Mierda, definitivamente no tengo tiempo para que hoy sea martes. Quiero terminar mi ritual matutino, y necesito escribir escribir escribir, también debería haber escrito este blog anoche, y tengo que ir a recoger el sofá que compré (¡gracias Ekeko!) Y no puedo ni siquiera. Y luego respiré hondo y recordé que, si bien tendía a la magia y construía mi relación con Ekeko (que es solo el aspecto de la vida con el que estoy trabajando en este momento) puede parecer que no va a ser la elección inteligente para hacer todo lo que "hay que hacer" en un plano terrestre, en realidad me importa mucho. Y confío en la vida.

Así que decidí confiar en que todo saldría bien, llevé a mi Ekeko afuera, le di su cigarrillo semanal y me di cuenta mientras esperaba que fumara, que no hay razón para que vaya a buscar el sofá desde que van a mudarse y tienen la dirección, solo necesito estar en casa para recibirla. De repente, me encontré una o dos horas completas de escritura que no podría haber encontrado con mi mente lineal y planificadora porque no se me había ocurrido, por tonto que parezca. Y simplemente se me ocurrió cuando estaba atendiendo a lo que realmente me importa más: mi vida espiritual, mi relación con la Vida y la magia. 

Y así, mis amigos, es cómo desarrollamos el músculo de confiar en la vida. Es importante que desarrolle este músculo a diario, en pequeñas formas que no son terriblemente críticas, por lo que cuando el Apocalipsis Zombi está innegablemente aquí, ya tengo la fuerza que necesito para ayudarnos a todos a superarlo.

Así sea.

es_CLEspañol de Chile
en_USEnglish es_CLEspañol de Chile